Exceso de sudoración

tratamiento anti-sudor  
Algunas personas sudan de forma excesiva independientemente del calor que haga o de la actividad física que se esté realizando. Esta disfunción se conoce como Hiperhidrosis y se manifiesta como un exceso continuo de sudoración superior al normal, sin que exista una causa aparente que lo justifique. La Hiperhidrosis Axilar es el más frecuente, y se potencia especialmente en primavera y verano, aunque también puede manifestarse en las regiones plantar y palmar. Descartadas algunas patologías por el médico especialista, la hiperhidroxis se puede tratar de forma rápida y sencilla con Toxina Botulínica, obteniendo unos magníficos resultados inmediatos que duran hasta 6 meses o más.

La toxina botulínica (Bótox) para tratar la hiperhidrosis

La toxina botulínica tipo A de uso médico para la hiperhidrosis, permite el bloqueo temporal del mecanismo relacionado con el aumento de la producción de sudor, en la terminación nerviosa colinérgica. La ocupación de unos receptores específicos en la unión de la placa motora de la musculatura lisa glandular, disminuirá el estímulo secretor de la glándula sudorípara, que se prolongará a lo largo de un tiempo determinado (generalmente hasta 6 meses o más), hasta la renovación de los receptores bloqueados.

No se elimina la sudoración natural y fisiológica, que mantiene en equilibrio la temperatura corporal, sino que elimina la hipersudoración, disminuyendo además el componente de estrés emocional asociado al aumento de sudoración en nuestra vida cotidiana.

¿Cómo se realiza el tratamiento de hiperhidrosis?

Para eliminar la Hiperhidrosis se realiza un tratamiento local a base de microinfiltraciones de toxina botulínica tipo A que producen una relajación del músculo liso de la glándula y dejanado así ésta de producir sudor. En la actualidad el mejor tratamiento contra el exceso de sudor. Se pueden emplear diferentes modalidades de anestesia (anestésicos tópicos, locales o fríos), pero normalmente el tratamiento es bien tolerado sin ellas. Tan sólo en los casos de hiperhidrosis plantar de los pies, se suele usar anestesia, ya que es una zona más molesta.

El resultado se observa de forma progresiva, desde los primeros días de su aplicación. La duración es de 6 – 12 meses aproximadamente, aunque depende de cada paciente, pudiendo eliminarse el exceso de sudoración de forma definitiva en algunos casos. Se recomienda un mantenimiento anual para conseguir la eliminación total.

Detalles

Tiempo: 30 minutos
Anestesia: local
Hospitalización: No requerida
Recuperación: inmediata  

tratamiento para el exceso de sudor en Madrid