Unidad Capilar Tratamientos avandados para el cabello · Solicita consulta diagnóstica gratuita »

Reducción de pecho masculino

reduccion pecho hombre

La reducción de pecho masculino es un procedimiento quirúrgico destinado a hombres que han desarrollado grasa o un exceso de tejido glandular en la zona del pecho, causándole problemas estéticos y de autoestima al paciente.

Se trata de un problema estético habitual en los hombres. Su tejido mamario es escaso y se encuentra atrofiado al no ejercer ninguna función, por lo que no se generalmente desarrolla. Pero que en algunos casos se produce un crecimiento anómalo en el pecho.

Un problema de pecho grande y caído en el hombre puede confundirse con una adipomastia, producida por un exceso de grasa en el tejido mamario, y que se puede resolver mediante sencilla liposucción. En la mayoría de los casos este problema se debe a una ginecomastia.

La ginecomastia se produce generalmente por causas fisiológicas que afectan a los niveles hormonales, especialmente en la pubertad, aunque también es relativamente frecuente que ocurra por otros motivos, como la administración de fármacos. A medida que se envejece, se produce un aumento del tejido graso y un descenso de la producción de testosterona. Esto provoca un aumento de las glándulas mamarias y una apariencia de pecho caído en el hombre.

 

¿Cómo es el tratamiento de reducción de pecho masculino?

Cuando hay un aumento mamario por hipertrofia glandular, solo o junto a tejido mamario graso, se recomienda realizar una cirugía de pecho para retirar el tejido glandular de las mamas y eliminar la grasa y piel sobrante. La incisión se hace por la areola, en forma de media luna. En los casos que presentan acumulación de grasa se acompaña de una pequeña liposucción en la zona afectada.

Es un procedimiento quirúrgico muy sencillo y dura entre hora y media y dos hora. Generalmente no requiere ingreso hospitalario, aunque requiere reposo los primeros días. Una semana después de la intervención se puede volver a la rutina habitual, evitando los esfuerzos grandes. El postoperatorio requiere llevar una faja de compresión durante el primer mes.