REGALO DE UNA SESIÓN DEPILACIÓN LÁSER DIODO · Promoción nueva apertura · Ahora también los sábados »

¿Qué comer con el balón intragástrico?

Si eres de los que han intentado todo tipo de medios para perder peso y no has tenido éxito, entonces debes saber que el balón gástrico es un procedimiento que puede ayudarte.

Es cierto que se trata de un método muy efectivo para adelgazar, sobre todo si has sido diagnosticado con obesidad leve, pero has de tener claro que debe ser acompañado por un esfuerzo aplicado por tu parte para lograr los efectos deseados.

El aprender nuevos hábitos alimenticios y saludables, impartidos por nuestros especialistas, será beneficioso para una mayor efectividad del tratamiento. También recomendaremos evitar el sedentarismo, y por lo tanto hacer actividad física al menos media hora diaria unas 5 o 6 veces a la semana, o trabajar el aspecto psicológico.

Pero dado que el factor alimenticio suele ser lo más complicado en este caso, nos detendremos a explicarte qué puedes comer si deseas retomar el control de tu peso de una vez por todas.

Qué comer con balón intragástrico

Una vez que te hayan colocado este globo blando y flexible en el estómago a través de tu esófago, y que este haya sido llenado con solución salina para que pueda ocupar hasta un 70% del espacio, entonces será momento de darle un giro a tu rutina alimentaria.

Para ir trabajando la tolerancia de ciertos alimentos es necesario que el paciente respete las siguientes fases:

1. Fase líquida

Se pueden ingerir alimentos en estado líquido que estén preferiblemente fríos y que no contengan ingredientes irritantes, picantes ni sobre estimulantes. Las papillas, jugos, y las frutas licuadas están indicadas durante este periodo.

2. Fase semilíquida

Durante este periodo el paciente ya está en capacidad de tolerar mejor los alimentos semilíquidos como los caldos o sopas que contengan un poco de verduras no filamentosas, así como el yogurt natural o las frutas preparadas tipo puré o compotas.

Tanto en esta etapa como en la anterior es muy recomendable que el paciente suplemente su alimentación con algún producto que le aporte nutrientes y energía, para así suplir su gasto calórico diario y evitar debilitarse, pero esto solo debe recomendarlo el especialista.

3. Fase pastosa

Este es el momento de ingerir cremas o pastas que contengan tanto verduras como algún tipo de proteína previamente procesada o machacada como carne, huevo, pollo o pescado preferiblemente blanco, como el pargo o la merluza.

4. Fase normal

Esta es la última fase y por lo tanto la tolerancia del organismo a una mayor cantidad de alimentos ha sido alcanzada. Sin embargo, se recomienda que se ingieran aquellos fáciles de digerir, es decir, que posean una consistencia bastante blanda.

Digamos que el arroz o la pasta integral bien cocida, los vegetales al vapor, los pescados horneados o a la plancha, los huevos escaldados, la patata y la batata son algunos de los alimentos recomendados en esta fase.

Y una vez que todas estas etapas hayan sido superadas, solo será necesario darle continuidad a esta manera saludable de alimentarte para que te acerques cada vez más a tu peso soñado.

Conoce más sobre este procedimiento en la web de Clínicas Kirenia; allí somos expertos en medicina y cirugía estética de vanguardia.

Opiniones