BRILLA POR SAN VALENTÍN · Promociones de estética solo durante febrero »

Como cuidar la alimentación en Navidad

No es ningún secreto que a todos nos es difícil llevar una dieta saludable y equilibrada durante fechas como pueden ser las Navidades, haciendo que comer sano sea casi imposible. Entre los típicos dulces navideños y las comidas copiosas, muchas veces se opta por boicotear cualquier plan de pérdida de peso que se haya comenzado. Pero, debemos comentaros que con un poco de organización es posible sobrevivir a las navidades sin que debamos temer a la báscula.

Anticiparse es clave

Recomendamos planificar tus compras antes ir a llenar la despensa y la nevera. Antes de salir dirección al supermercado es aconsejable pensar bien qué alimentos formarán parte de tu alimentación en Navidad. Así se elabora una lista de compra con la que conseguir no comprar cosas innecesarias, las cuales te verás forzado a consumir.

Continuar con la práctica deportiva de manera regular, o incluso aumentando las sesiones semanales puede ser muy importante. Esto puede prevenir que se noten los cambios en la alimentación que pueden ser responsables de la ganancia de peso.

Una vez llegadas las fiestas…

Seguir llevando un régimen nutricional, en el que se realicen 5 comidas al día, puede ayudar a equilibrar el resto de comidas. Además, al no llegar con demasiada hambre a las comidas familiares o de empresa, no comerás de más.

Si eres de los afortunados, o no, al que le toca cocinar, entonces puedes optar por crear un menú en el que se usen carnes magras como el pavo, el conejo, el pollo o el solomillo de cerdo. Al ser carnes limpias cuya aportación de proteína de calidad son altas, se logra acelerar el metabolismo, y además tienen un gran poder saciante y aportan menos calorías. En cuanto a las salsas, solo podemos recomendar no abusar de ellas o, encontrar alguna receta milagrosa de una salsa ligera apropiada para la ocasión.

Tampoco te olvides del pescado, ya que algunos como la merluza, el bacalao o el lenguado que son pescados blancos, son más magros y menos calóricos que el pescado azul.

Para acompañar el principal, como una forma de contrarrestar, se recomienda usar ensaladas o vegetales frescos como guarniciones debido a su alto contenido de antioxidantes y propiedades diuréticas.

Lo que deberías beber en Navidad

El alcohol ya de por si contiene una alta cantidad de calorías que dispara el aporte calórico de tus comidas, además, debido a la deshidratación que causa tendemos a caer en el picoteo desmesurado.

Continúa bebiendo dos litros de agua al día para evitar tener un gran apetito, eliminar toxinas y favorecer el tránsito intestinal. También recomendamos finalizar con infusiones o tes después de las comidas.

Precaución extrema con los dulces

Ten mucho cuidado cuando llegue la hora de los postres, ya que muchos dulces navideños industriales vienen cargados de azúcar, grasas trans e ingredientes con escaso valor nutricional. Si se da el caso de que eres buena con la repostería, es más que aconsejable que elabores tus propias galletas y bizcochos. Buscando recetas sanas podrás encontrar sustitutivos e incorporar ingredientes de calidad a tus elaboraciones como harina integral, frutas desecadas, jengibre…

Con estos consejos listados pensamos que podréis lidiar con la dificultad de seguir unos hábitos de vida saludables durante las fiestas. Pero no te obsesiones demasiado con ello, también se debe disfrutar un poco de los deliciosos platos que ofrece la Navidad. Es cuestión de mantenerse activo, no hartarse de comida y usar un poco la creatividad.

Si por alguna razón necesitas un poco de guía a la hora de como comer mejor durante estas fechas, en Kirenia disponemos de una Unidad de Nutrición y Obesidad encantados de ofrecerte ayuda con un asesoramiento nutricional. Puedes pedir cita de forma gratuita llamando al 919 91 44 62.

Opiniones