REGALO DE UN TRATAMIENTO ESTÉTICO FACIAL · Promoción nueva apertura · Ahora también los sábados »

Qué comer tras la colocación del balón gástrico

El balón intragástrico es un tratamiento ideal para conseguir perder peso sin cirugía. Se trata de un completo programa médico multidisciplinar a largo plazo que ayuda al paciente a perder los kilos que le sobran y, sobre todo, contribuye a mejorar su salud gracias a una reeducación alimentaria y del estilo de vida para poder mantener este equilibrio y bienestar a lo largo de los años. El balón intragástrico es un tratamiento contra la obesidad, sin cirugía. Solo se precisan 20 minutos para colocarlo.

¿Cómo actúa?

El balón permanece alojado en el estómago durante 6 meses en los que el paciente realiza una vida absolutamente normal. La diferencia reside en que cuando comemos, no tendremos tanta sensación de apetito y con mucha menos cantidad de ingesta de alimentos estaremos saciados. Al comer menos, perderemos los kilos que nos sobran y que perjudican la salud del paciente.

¿Cómo se realiza la implantación del Balón Gástrico?

La introducción se realiza mediante endoscopia, en una intervención que no dura más de 30 minutos. Esta técnica no es invasiva y no requiere hospitalización, además no deja ni incisiones ni cicatrices.

El paciente quedará sedado al entrar en el quirófano y se introducirá un globo de silicona por el esófago, en el estómago. Se rellena el balón con suero salino para que ocupe espacio y, una vez rellenado, se deposita el balón dentro del estómago.

¿Cómo es la alimentación tras la implantación del balón gástrico?

Después de la colocación del balón, el paciente debe seguir una serie de recomendaciones y directrices dietéticas para acostumbrarnos a la tolerancia a los alimentos.

Durante los dos primeros días, se debe tomar bebidas isotónicas y polos de hielo fríos con la intención de hidratar nuestro organismo. Durante estos primeros días, es probable que el paciente sufra vómitos durante estos dos días, ya que el estómago debe asentar el “cuerpo extraño” que se ha introducido, pero no te preocupes porque el cuerpo se acostumbra enseguida.

Después de este par de días, el paciente sigue una dieta progresiva, dividida en 4 fases, de una duración de una semana cada una de ellas.

1-Fase líquida: se incorporan alimentos líquidos y fríos predominantemente, que no sean estimulantes ni irritantes.

2-Fase semílíquida: se incorporan alimentos de consistencia semilíquida. En esta fase se puede introducir sémola y tapioca en los caldos, así como purés semilíquidos de verduras acuosas y no filamentosas. También se puede introducir el yogur de consistencia normal.

Durante la fase líquida y semilíquida, el paciente tiene un refuerzo a través de un complemento alimenticio, que le proporciona la energía y los nutrientes necesarios para cubrir las necesidades diarias recomendadas.

3-Fase pastosa: los alimentos que la constituyen tienen una consistencia pastosa, se trata de cremas o purés que además de verduras, tengan un alimento proteico triturado (purés de verdura con carne, pescado o huevo). Frutas en puré o compota…

4-Fase normal: en esta fase los alimentos ya implican una masticación, sin embargo siguen siendo alimentos de consistencia blanda fáciles de digerir; verduras cocidas, carnes magras en guiso, pescados hervidos, huevo escaldado, pasta y arroz cocido.

Programa de seguimiento del balón intragástrico Madrid

Sin duda este es el punto clave de nuestro tratamiento en clínica Kirenia Madrid, porque nuestro objetivo es perder peso y no recuperarlo, por eso aprovecha esta fantástica promoción en la que se incluye un programa de seguimiento de hasta 1 año, para ir de la mano contigo durante todo el proceso y enseñar a tu cuerpo y a tu mente a saber comer para alcanzar nuestro peso ideal y no perderlo.

Si quieres saber si este es tu tratamiento adecuado, puedes calcular aquí tu peso ideal en tan solo unos pasos y saber que tratamiento necesitas. O puedes consultar los detalles de este y todos nuestros tratamientos en una cita gratuita en tu Clínica Kirenia de Madrid.

Opiniones