REGALO DE UN TRATAMIENTO ESTÉTICO FACIAL · Promoción nueva apertura · Ahora también los sábados »

5 maneras de no ganar peso en vacaciones

No voy a pretender que sea fácil mantener un estado de forma y salud durante las vacaciones, por que no lo es en absoluto. Se trata de una época para relajarse, beberse un mojito en la piscina, y no pensar en nada más. Lo entiendo. Pero siempre está esa voz en nuestra cabeza que nos dice, “Quizás debería andar más de 300 pasos hoy.” Y sé que debería escuchar a esa voz, ya que viajar no debe significar que deje de preocuparme de mi estado físico y salud.

Sé que tomarse unos días libres sin entrenar no hacen daño a nadie, pero si se trata de unas vacaciones largas de hasta 3 semanas libres, entonces si que debes plantear como puedes prestar atención a tu bienestar. Aquí os dejamos, a aquellos que os gusta coger vacaciones en Septiembre, 5 maneras simples de no ganar peso en vacaciones:

Haz la maleta con lo que necesites

Mantener la forma durante las vacaciones comienza con lo que empaquetas en la maleta. Ni se te ocurra olvidarte de las zapatillas de deporte, y lleva ropa que puedas sudar. Si dispones de una comba, bandas elásticas o incluso un TRX, enrollalos y metelos en tu maleta.

Si empaquetas cosas de deporte cuando preparas tu maleta de viaje, estás mentalizándote de que vas a intentar hacer deporte durante tu escapada. Mete también unos snacks o barritas saludables, así tendrás todos los complementos necesarios para realizar un entreno óptimo.

Levántate temprano

Se que madrugar en vacaciones no es algo apetecible para todos, pero es una grandísima manera de salir de la cama y ponerse en marcha. Despertándote temprano consigues tener tiempo de dedicar los ratos libres para aventurarte en tu destino, o simplemente leer un libro en la piscina. Además no tendrás que hacer hueco, durante la tarde, para ese rato de entrenamiento que deseas tener.

En el caso de no ser una persona a la que le gusten las mañanas, te aconsejo una fácil rutina de 7 minutos de entrenamiento diarios. Un entrenamiento totalmente recomendado para esos días en los que te sientas falta de energía y no quieras hacer una carrera de 30 minutos. Es muy simple y conseguirás quemar esos mojitos y tapitas que tanto estas disfrutando.

Sé creativa con tus actividades

Solo pensar en ir al gimnasio durante las vacaciones ya causa sofocos a algunos. Intenta darle un toque más creativo a tus entrenamientos cuando estás de vacaciones, y aprovecha los alrededores de los que dispones. Sal a correr y conoce la ciudad desde otra perspectiva. Los parques también son un buen lugar donde entrenar, ya que puedes aprovechar el césped o los bancos para hacer una rutina de piernas.

El mejor ejemplo de inspiración que he visto de como mantenerse en forma durante las vacaciones vino del blogero Jackson Groves, quien incorporó cocos a sus entrenamientos en las playas de Bali. El mismo aconseja ser creativo y usar lo que te pueda dar la naturaleza, por ejemplo cuando estás de vacaciones en una isla donde no hay material de gimnasio disponible. Se pueden realizar rutina de ejercicios con tu peso corporal, o usar rocas que pueda haber en la playa para añadir algo de peso a tus entrenamientos.

Y si quieres hacer algo muy creativo, entonces atrévete a hacer algo actividad que ponga a prueba tus niveles de adrenalina. Una persona que pese 68 kilos puede llegar a quemar 122 calorías haciendo “puenting”. ¿Quién lo iba a decir?

La clave es la moderación

Se que es difícil controlar la dieta cuando se está de vacaciones, por que no vamos a decir no a un plato de pasta estando de vacaciones en Roma ¿verdad?.

El mejor consejo que os puedo dar es que tengáis moderación, pero no dejéis pasar la oportunidad de probar algo que jamas hayáis probado. Si no, ¿cómo sabríais que sabor tiene el típico plato tailandés Mango Sticky Rice? ¿o lo impresionante que es el queso en Suiza? ¿Qué me dices de las tapas en Andalucía? ¿o perderse la oportunidad de refrescarse en la Feria de Málaga con un rebujito? Es parte de la experiencia de los viajes, pero intentad no pasaros con las cantidades.

Si la nutrición es algo que os cuesta más que hacer ejercicio durante las vacaciones, entonces os recomiendo hacer vuestra propia compra. Es una interesante manera de conocer la comida local y ver que productos tienen en los supermercados en comparación con lo que encuentras en el Carrefour de tu ciudad.

Recuerda que estás de vacaciones

No odies el hecho de tener que hacer ejercicio durante las vacaciones, y míralo como una manera de tachar algo de tu lista de cosas por hacer. ¿Surfear en Tarifa? Hecho. ¿Hacer yoga y meditación en el Tibet? Hecho ¿Hacer senderismo por el bosque negro de Alemania? Hecho. O por ejemplo, ¿hacer ski acuático en el Caribe? Muy épico.

Lo increíble de las vacaciones es que puede que estés haciendo cosas que no consideres como ejercicio, pero SÍ lo es, como por ejemplo nadar en el océano, o bailar por la noche. En el caso de visitar una ciudad nueva, seguramente andarás mucho, pasearás en bici o incluso subirás una barbaridad de escaleras. Todo esto es considerado un tipo de actividad física, y al final del día lo contarás como una nueva experiencia vivida.

Opiniones