REGALO DE UN TRATAMIENTO ESTÉTICO FACIAL · Promoción nueva apertura · Ahora también los sábados »

Todo lo que tienes que saber sobre la rinoplastia

La Rinoplastia es una intervención quirúrgica en la que se resuelven principalmente los problemas estéticos de la nariz y los problemas de salud.

Actualmente la rinoplastia busca que la nariz devuelva la armonía facial del paciente, dejando siempre resultados naturales y acordes al rostro y las facciones del paciente.

Es una de las cirugías más demandadas y más buscadas por nuestros pacientes pero que puede generar algunas dudas puesto que la nariz es una parte muy importante de nuestro rostro, y por eso desde Kirenia trataremos de resolver estas dudas y te atrevas a dar el paso.

¿Qué pacientes son los ideales para una rinoplastia?

Siempre se recomienda una rinoplastia para las personas que sufren de problemas de respiración que pueden derivar en problemas de salud, tales como la rotura nasal o los conductos respiratorios cerrados, o que tienen un problema estético en la nariz, lo que puede ocasionar complejos, y que desean conseguir que su nariz esté acorde con sus facciones.

Siempre desaconsejamos este tipo de intervención en los pacientes jóvenes por motivos estéticos, donde los huesos de la nariz no han terminado de desarrollarse. Por motivos de salud sí que se aconseja una rinoplastia siempre que sea necesaria.

¿Qué puede corrige la rinoplastia?

La rinoplastia nos permite corregir defectos congénitos o lesiones, como las desviaciones del tabique nasal. Se puede también tratar problemas respiratorios, reducir la abertura de las fosas nasales y, por otro lado, cambiar la forma del puente nasal o de la punta de la nariz.

Por último, una de las opciones más demandas a la hora de someterse a una rinoplastia es para reducir o aumentar el tamaño de la misma.

¿En qué consiste?

Existen dos métodos principales para realizar esta intervención:

  • Rinoplastia abierta: en este tipo de rinoplastia realizamos una pequeña incisión externa, en el tabique que separa los orificios nasales. Esta intervención es la mejor forma de corregir los problemas relacionados con la punta de la nariz o intervenciones que necesitan de una mayor precisión.
  • Rinoplastia cerrada: sólo se trabaja con incisiones internas. Está indicada para corregir la giba o el caballete. Es la técnica más usual puesto que suele conllevar un post-operatorio más cómodo.

¿Qué sucede tras la operación?

La rinoplastia suele tener una duración de entre 1 y 2 horas. Se realiza generalmente sin hospitalización, solo recomendada en algunos casos complejos para estar pendientes del post-operatorio y su evolución.

Habitualmente, la inflamación aparecida con la intervención se desvanece y se retira el tapón nasal. A la semana aproximadamente se retirará la escayola.

¿Quedarán marcas o cicatrices visibles?

Esto depende del tipo de intervención. Solamente quedarán cicatrices cuando la intervención se lleve a cabo por medio de la técnica de la incisión abierta, ya que con la técnica de la rinoplastia cerrada se quedarán las cicatrices en el interior de la nariz y no es visible. Con la técnica de la incisión abierta puede dejar una pequeña cicatriz, que no será fácilmente visible a simple vista, en la parte inferior de la nariz.

¿En cuánto tiempo se verán los resultados?

Es probable que pase un tiempo hasta poder observar el resultado final de una rinoplastia. Deben desaparecer los hematomas y reducirse la hinchazón. En zonas como la punta de la nariz el resultado puede tardar en ser definitivo algunas semanas más.

Pueden pasar hasta varios meses para ver el resultado final de la rinoplastia.

¿Cuál es el precio de una rinoplastia

En este tipo de intervenciones el precio dependerá del tipo de intervención que se realice y de cada caso en concreto. En Kirenia contamos con una financiación a medida para que puedas pagar cómodamente, y con todo incluido.

Opiniones