CALCULA TU PESO IDEAL · Conoce tu IMC y peso ideal según tu altura, peso, sexo y edad »

Ginecomastia, cirugía del pecho del hombre

Algunos hombres presentan un crecimiento anómalo en el pecho, provocándole problemas estéticos y de autoestima. Aunque no se hable mucho del tema, las cifras revelan que alrededor del 40% de los hombres se ven afectados de algún modo por este problema.

¿Qué es la ginecomastia y en qué consiste?

La ginecomastia es el aumento de una o de ambas mamas en el hombre, bien a causa de un hiper-desarrollo de la glándula mamaria o bien por el aumento del tejido graso en la zona.

Se produce generalmente por causas fisiológicas que afectan a los niveles hormonales, especialmente en la pubertad. Durante esta etapa se puede producir un aumento transitorio de los niveles de estrógenos, lo que provoca un aumento de la glándula mamaria. Habitualmente es un desequilibrio transitorio y remite a los 2-3 años, donde de nuevo se regulan los niveles hormonales.

Luego, a medida que se envejece, por los 50 años, se produce en la zona un aumento del tejido graso y un descenso de la producción de la testosterona. Esto provoca una apariencia de pecho caído en el hombre difícil de recuperar sin recurrir a la cirugía.

Diferencias entre ginecomastia y adipomastia

La adipomastia no es exactamente una ginecomastia, aunque en muchas ocasiones puede confundirse. El origen de la adipomastia es el crecimiento de los senos en los hombres por acumulación de grasa, es decir, su causa está principalmente asociada a la obesidad.

¿En qué consiste la cirugía de pecho masculino?

En la primera valoración médica, el cirujano hará una evaluación de las mamas y del estado de salud en general.

También determinará cómo realizar la cirugía dependiendo de cuál sea la principal causa del aumento mamario.

En la intervención, que dura entre 1 y 2 horas y se realiza bajo anestesia local y sedación, se elimina el exceso glandular mediante una discreta incisión. A través de ésta se quita el exceso de tejido glandular, de piel y de grasa.

Posteriormente, se venda el tórax para favorecer la recuperación. Durante 1 mes se llevará una banda quirúrgica. El cirujano recomendará al paciente retomar cuanto antes su actividad habitual, sin embargo, no es recomendable realizar ejercicios pesados durante las 3-4 primeras semanas así que, dependiendo el tipo de empleo del paciente, el alta será más o menos rápida.

La intervención puede complementarse colocando una prótesis en los pectorales para lograr un torso atlético.

Opiniones